Libros feministas para leer en clase o para pedir a los Reyes Magos

En Suecia, todos los estudiantes van a tener un ejemplar de Todos deberíamos ser feministas, de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie. Eldiario.es nos ofrece una lista de otros libros con visión de género que podrían recomendarse a los adolescentes. Entre ellos se mencionan:

  • El discurso feminista, anterior a la aparición de la palabra feminismo, de la pastora Marcela en El Ingenioso Hidalgo Don quijote de la ManchaUn discurso que rara vez se nombra y que en las versiones adaptadas se elimina.
  • Todos deberíamos ser feministas, de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, ejemplar que en Suecia se va a entregar a todos los adolescentes.
  • Feminismo para principiantes de Nuria Varela. Breve historia del feminismo desde su nacimiento hasta la actualidad.
  • El diario violeta de Carlota de Gemma Lienas. Se recomienda para preadolescentes, para los últimos cursos de primaria y primeros de secundaria. Aun siendo de principios de siglo está tristemente muy vigente.
  • El Segundo Sexo, de Simone de Beauvoir, quizá pueda parecer algo complejo para estas edades, pero hay una versión apta para adolescentes, un tebeo corto, o fanzine, que publicó hace un año Dani García Nieto con la editorial Malavida.
  • Poemas de Blanca Varela y Sylvia Plath.
  • Los diarios de Anais Nin para leer a los 20, combinando la lectura con la de Una habitación propia de Virginia Woolf.
  • Teoría King Kong de Virginie Despentes, también para adolescentes avanzados. Es un ensayo autobiográfico breve, directo y muy honesto que nos hace quitarnos unos cuantos tabúes de encima acerca de la feminidad, la violación o la pornografía. Es una mujer contándonos, desde su propia voz, lo complicado que resulta a veces ser mujer.
  • Se nos recomiendan también varios comics: Persépolis, autobiografía de la iraní Marjane Satrapi; La Mujer rebelde. La historia de Margaret Sanger, de Peter Bagge;  Las Damas de la Peste, con guion de Javier Cosnava y dibujos de Rubén del Rincón;  Sally Heathcote. Sufragista de Mary M. Talbot, Kate Charlesworth y Bryan Talboty; y, por último,  de Aquel verano de Jillian y Mariko Tamaki.
  • El  Diario Azul de Carlota para “trabajar prevención de violencia en las relaciones de pareja y las relaciones en general”
  • El Diario Rojo de Flanagan “para la sexualidad heterosexual”.
  • De chica a chica: una charla sincera sobre el crecimiento y el cuerpo en proceso de cambio, de Sarah O’Leary, como una guía clara y tranquilizadora para preadolescentes y padres y madres de preadolentes.
  • El clan del oso cavernario, de Jean M. Auel, que sigue los pasos de Ayla, una niña cromañón.
  • Muchachas, el primer volumen de una trilogía de Katherine Pancol que, siguiendo a un grupo de personajes femeninos protagonistas, explora la violencia contra las mujeres.
  • Del color de la leche, de Nell Leyshon, cuenta la historia de Mary, una niña de 15 años de la inglaterra rural de 1830 con un defecto físico en la pierna, que encuentra en las letras una vía de escape.
  • Eleanor & Park, de Rainbow Rowell, historia de amor, pero no romántica.
  • Sueños en el Umbral de Fatima Mernissi, escritora referente en los feminismos árabes que falleció el pasado mes de noviembre y dejó una extensa bibliografía que desarrolla el islam con gafas violetas. Esta obra se trata de una novela autobiográfica en la que esta Premio Príncipe de Asturias recompone parte de su infancia, transcurrida en el harén marroquí de su padre.

ASEVI MIO. El reflejo más real de un suelo limpio